Google PlusFacebookTwitter

Programa Juguemos con Nuestros Hijos

 

E

l Programa Juguemos con Nuestros Hijos se ha desarrollado desde el año 2006 en 3 centros de Salud familiar de la Red de Salud UC Christus en Puente Alto y La Pintana. Hasta la fecha ha beneficiado a más de 1.800 familias en situación de vulnerabilidad.(ver video).

 

¿Dónde funcionamos?

Más información

El Programa Juguemos con Nuestros Hijos se lleva a cabo de Marzo a Diciembre, en tres Centros de Salud Familiar dependientes de la Red de Salud UC CHRISTUS y el Departamento de Medicina Familiar de la Pontificia Universidad Católica:

  • CESFAM Madre Teresa de Calcuta, ubicado en la comuna de Puente Alto.
  • CESFAM San Alberto Hurtado, ubicado en la comuna de Puente Alto.
  • CESFAM Juan Pablo II, ubicado en la comuna de La Pintana.

 

 Los objetivos del programa son:

Más información

  • Potenciar el desarrollo integral de niños/as de 0 a 4 años, considerando el aspecto socioemocional, motor, del lenguaje y cognitivo.
  • Fortalecer la interacción de los niños/as con sus padres y/o cuidadores principales, promoviendo sus habilidades parentales, puesto que tenemos la convicción de que son ellos los protagonistas en apoyar el desarrollo de sus hijos.
  • Favorecer la generación y mantención de redes de apoyo para las familias que asisten al programa y que están en etapa de crianza.

Para lograr estos objetivos, diariamente se acoge a un grupo de 10-12 niños/as junto a sus padres/madres o cuidadores que asisten una vez por semana a sesiones grupales.

Otras modalidades de intervención ofrecidas a las familias que participan del programa son:

  • Visitas domiciliarias: Cada familia asistente recibe entre 1 y 3 visitas. Cada una dura entre 40 y 60 minutos. Éstas tienen diferentes objetivos según las necesidades de cada díada. Pueden estar centradas en la promoción del lenguaje, del juego o en otros aspectos que estén presentando dificultades para la díada.
  • Entrevistas individuales: Duran 40 minutos, son mensuales o trimestrales conforme a las necesidades de la díada detectadas en el diagnóstico o durante el proceso. Pueden ser solicitadas por el cuidador o el equipo ejecutor.

Este trabajo es desarrollado por un equipo multidisciplinario conformado por profesionales y monitoras comunitarias. Además de gestionar y ejecutar el programa, el equipo tiene un rol fundamental en generar vínculos de confianza, apoyo y respeto con los niños y niñas y sus cuidadores.

Es importante destacar que cada diada (dupla de niño/a junto a su cuidador principal) puede asistir al programo de marzo a diciembre, pudiendo permanecer en él, el tiempo que deseen, hasta que el niño o niña cumpla 4 años.

 

Nuestro programa

Más información

Las sesiones tienen 3 momentos principales son:

» Juego libre:

Se busca que el cuidador juegue sensiblemente con el niño o niña, siguiendo sus intereses, aprendiendo a observar y a comprender a su hijo/a a través de este juego. La sala se prepara especialmente según el grupo etario, las características y necesidades que tengan los niños y niñas. Además ésta promueve el desarrollo psicomotor.

 

» Círculo de lenguaje:

Es una instancia grupal que cuenta con canciones interactivas y lectura dialogada. Se promueve el lenguaje a través del juego y la atención conjunta.

 

 

» Conversación con cuidadores:

En este momento los cuidadores se reúnen y conversan sobre diferentes temas de crianza propuestos por la facilitadora. Se utiliza la metodología de educación de adultos, teniendo siempre presente que cada padre es el experto en su propio hijo. Se busca que los cuidadores reflexionen sobre su propia historia, emociones y creencias en torno a su p/maternidad, y también sobre sus hijos/as, sobre su desarrollo y el sentido de sus comportamientos. Se da especial énfasis en el vínculo que ellos establecen con sus hijos. Las dinámicas fomentan la reflexión personal y el compartir con el grupo, para así promover el apoyo y contención grupal.

 

Los Grupos de trabajo

Más información

La intervención se organiza en grupos etarios según las necesidades de niños y niñas así como intereses y necesidades de los cuidadores. Algunas ideas sobre nuestros grupos de trabajo son:

 

» Acurrucados (0 a 1 año):

  • Contar con un espacio seguro para explorar diversos objetos, colores, texturas y espacios, junto a su cuidador
  • Tener la posibilidad de moverse libremente, idealmente en el suelo para favorecer una motricidad libre, donde ellos puedan ir explorando con su cuerpo. También se promueven diversas posturas que estimulan el desarrollo de los bebés.
  • Cantos con movimientos, gesticulación y ritmos que estimulan el lenguaje y promueve un espacio de juego y gozo en la díada
  • Posibilidad para los cuidadores de tener un grupo de apoyo, donde pueden compartir con otros sus vivencias, preocupaciones, temores, opiniones y sugerencias.
  • Normalizar sus vivencias, al reconocer que gran parte de lo que ellos experimentan en la crianza de sus hijos/as, también es vivido por otros cuidadores y son parte de esta etapa del desarrollo normal y sano.

 

» Exploradores (1 a 2 años)

  • Un ambiente que les permita explorar sus capacidades físicas de manera libre, seguro pero desafiante.
  • En el juego libre los niños pueden desarrollar sus habilidades motoras gruesas: caminar libremente, trepar, subir y bajar escaleras, meter y sacar objetos de cajas, pueden lanzar pequeñas pelotas y jugar sobre colchonetas. También hay material como bloques de construcción para quienes quieran explorar habilidades motoras finas. Se disponen también de rincones con material simbólico como casitas, cunas, artículos de cocina, etc. para que comiencen a desarrollar el juego simbólico. Todo esto siempre acompañado de su cuidador principal.
  • El momento de la conversación constituye un espacio fundamental para los cuidadores, para reflexionar sobre temas de crianza atingentes a la etapa del desarrollo de sus niños, para poder informarse y para resolver dudas. Esta también es una gran oportunidad para poder compartir experiencias con otras personas que están viviendo las mismas etapas y procesos.

 

» Creadores (2 a 4 años)

  • El juego libre, está pensado para que los principales protagonistas sean los niños y que sus cuidadores los sigan y apoyen desde el interés que manifiestan.
  • Tener presente que esta etapa se caracterizan por ser muy voluntariosos, pero su cuerpo y su capacidad emocional no han crecido al ritmo de sus ganas de autonomía e independencia.
  • Con los cuidadores se abordan temas muy importantes para los padres, desde las frecuentes pataletas hasta como quitar los pañales, además de ofrecerles información sobre su comportamiento, etapas del desarrollo, actividades divertidas, nutrición, sueño y mucho más
  • El círculo de cantos y cuentos tiene su principal función es fortalecer el lenguaje en los niños y darles herramientas a los cuidadores para seguir trabajando en casa ya sea a través de las canciones o trabajando la metodología de lectura dialogada.

 

Alianza del programa                                                        

logo_uc_christus